Los valores según el papa Francisco

10258245_765579866889284_9060274038017569092_n

La colección del Papa, los domingos junto con el diario ‘El Mundo’.

El diario El Mundo saca hoy, 8 de marzo, el primer libro de una serie de 15 dedicada a los valores morales y los niños… Todo ello auspiciado por el papa Francisco y la Fundación Scholas. Nos parece una feliz idea. La colección, llamada Biblioteca con Francisco a mi lado, contará con los siguientes libros:

1. La alegría
2. El coraje
3. La sencillez
4. La esperanza
5. La autoestima
6. La solidaridad
7. El esfuerzo
8. La diversidad
9. La creatividad
10. La prudencia
11. La amistad
12. La dignidad
13. La generosidad
14. La familia
15. La paz

(Facebook, 8 / marzo / 2015)

La ética, ¿una alternativa a la religión?

La recién desaparecida asignatura de educación para la ciudadanía tenía algunos defectos que no vamos a detallar ahora; baste decir que no creemos que uno de ellos fuera el adoctrinamiento antirreligioso, pero sí la narcotización de las conciencias frente al poder, porque el temario trataba de crear ciudadanos obedientes mucho más que ciudadanos críticos, no digamos ya rebeldes a la opresión política.

Pero el caso es que educación para la ciudadanía no era una asignatura alternativa a ninguna otra. En cambio, la actual asignatura de valores éticos y constitucionales sí lo es, lo que nos provoca algunas consideraciones:

1ª) Que el Estado español, en virtud de los acuerdos de 1979 con la Iglesia católica, esté obligado a garantizar el ‘derecho’ de algunos alumnos a disponer de una asignatura confesional en los planes de estudio (la idiotez de ‘diseño curricular’ y expresiones semejantes la dejamos para otro día), no implica la ‘obligación’ de otros alumnos a ver ocupada la misma franja lectiva con una asignatura alternativa.

2ª) Que no se entiende muy bien esa rara dualidad de términos excluyentes, es decir, por qué ha de privarse a los alumnos católicos de recibir una formación ético–cívica y constitucional, y a los alumnos que cursan ética privárseles de una formación sobre la historia de las religiones (y, de paso, sobre la lucha ilustrada contra la intolerancia de motivación religiosa). Ética y religión no son ámbitos del saber directamente conmutables. El alumno ‘católico’ debería recibir alguna información sobre éticas no evangélicas, y el alumno ‘laico’ debería ser informado sobre la historia del pueblo de Israel, las Cruzadas o lo que significa la expresión ‘la dormición de María’…. porque todo ello forma parte de una cultura que fue primero europea y luego occidental.

3ª) Que, por lo tanto, en Primaria y Secundaria debería impartirse ética y debería impartirse religión (o, más exactamente, una historia del hecho religioso), ambas como asignaturas laicas, evaluables y para todos los alumnos.

4ª) Y que, ya que el Estado español se define en la Constitución como no confesional, lo deseable sería que quedase excluida la intervención de cualquier iglesia o denominación religiosa en el sistema educativo, en todos sus aspectos desde la elaboración de los temarios a la contratación de los profesores, porque lo contrario es perpetuar, como hace la LOMCE, una situación anacrónica: ni la religión debe ser puesta a competir con ninguna ética laica, ni la ética tiene que ser una opción docente alternativa a ninguna fe religiosa.

(Facebook, 21 / marzo / 2015)

11084238_773691689411435_8490418138911363818_n

La LOMCE en el ‘Boletín Oficial del Estado’.