¿Jugar a polis y cacos? No, mejor a dialogantes y cacos

Hace muchos años, dando clase en el País Vasco, recibí la silueta de una paloma dibujada en un papel: ETA acababa de matar a varios policías y viandantes y con ese simple dibujo se nos animaba a ‘reflexionar’ sobre ello… ¡en 2º de bachillerato!

Me pareció una tomadura de pelo: era tan ligero, tan banal, tan despreocupado el ‘gesto por la paz’ que aquella paloma, más que un estímulo para pensar, constituía un insulto a la inteligencia de alumnos ya en la última parte de su adolescencia y una broma lacerante sobre las personas asesinadas y por lo visto involucradas en un ‘proceso de paz’ del que habían sido inopinadas víctimas. De modo que saqué una revista publicada por el Foro de Ermua —la admirable asociación pacifista vasca— y reflexionamos en clase sobre algo más hondo y comprometido: el poema escrito por una madre cuyo hijo ertzaina había sido asesinado por terroristas.

12279019_10207097433331016_4492826013298184132_n

Ni en sueños contrataríamos a un candidato a la presidencia del gobierno que cree que hay que dialogar con los terroristas en vez de encarcelarlos.

Ahora, cuando veo cosas como ésta que un simpatizante de Podemos ha elogiado en Twitter, recuerdo aquella lejana experiencia vasca.

Los primeros manipuladores de la infancia, los campeones en privarla de su alegría convirtiendo a los niños en matarifes, son los terroristas. Y lo moral, lo educativamente válido, es formar la conciencia del niño a fin de que pueda distinguir lo bueno de lo malo, no dirigirla para que viva en un mundo irreal. Además, los niños lo entienden siempre muy bien: los malos van a la cárcel; el único que ‘dialoga’ con ellos es el juez; y los buenos lo son, entre otras cosas, por no matar ni ser perseguidos por la policía.

Se trata de una intuición moral básica, pero acertada. El resto son zarandajas y desatinos de políticos en Babia.

Ejemplaridad personal, no sólo deportiva

12006385_1056483067717979_7696999415419996883_n

La portada de ‘As’, ayer mismo, con la selección española de baloncesto exultante tras su última victoria.

Cuando deportivamente alguien es modélico, ello se opone, benéficamente, al exceso ‘ambiental’ de contramodelos: políticos venales, empresarios sin escrúpulos, ladrones de guante blanco o de medio pelo, presentadores de televisión lamentables, concursantes indignos, etc.

Imagínese lo que esto ayuda a los profesores en su labor…. y aún más a los alumnos, tan necesitados de buenos ejemplos personales a los que emular en sus vidas.

Pero ni siquiera hay que ser deportista de élite. Rosa Parks, la defensora estadounidense de los derechos civiles, dijo una vez: «Cada persona debe vivir su vida como un modelo para otros».

Cinco comentarios sobre inmigrantes y refugiados

¿Fortaleza = no inmigración? No parece

A fin de justificar la impermeabilidad de las fronteras, David Cameron (n. Londres, 1966), el primer ministro británico, ha dicho: «Un país fuerte es aquel que controla la inmigración, no el que permite situaciones ilegales».

11846514_941657042559811_7471420547177268319_n

Imagen: ‘Noticias Cuatro’.

El aserto parece de dudosa verdad, sobre todo si recordamos el ‘crisol’ multiétnico de los Estados Unidos, país que se hizo fuerte y poderoso gracias al aporte de los inmigrantes. Sin embargo, es cierto que las aduanas existen… Si lo que se pretende es dejar pasar a cualquier persona, entonces debería pensarse en su desaparición, con los riesgos derivados de ello, porque no sólo pasaría gente honrada, deseosa de trabajar y prosperar, sino también narcotraficantes y otros delincuentes. Se trata, indudablemente, de un problema complejo.

(Facebook, 6 / agosto / 2015)

Son náufragos, no gaviotas

11825652_943117612413754_3626091529028588824_n

Cabezas en la superficie: una fotografía publicada por ‘El País’.

Angustiosa imagen en la portada de El País, el 8 de agosto de 2015, con una información en la que se dice: «Decenas de personas esperan su rescate tras el naufragio de un barco que salió de Libia el miércoles».

(Facebook, 8 / agosto / 2015)

‘Soluciones’ ACNUR

Dice ACNUR, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, lo que podría decir cualquier ONG, que «hay que ayudar a los países que envían emigrantes a Europa», pero no cita al ISIS, principal responsable de que esas personas necesiten ayuda y de que no puedan recibirla sin riesgo para los ayudadores; y tampoco dice lo fundamental: que las situaciones de pobreza se derivan de conflictos políticos internos, no de la solidaridad europea, que ha sido mucha y lo seguirá siendo.

11924550_10206645753519303_7548568013127055905_n

Imagen: ‘Al rojo vivo, programa de La Sexta’.

Algún día se enterarán en ACNUR de que el «We are the world, we are the children, we are the ones who make a brighter day» no sirvió para nada… o para nada bueno: engrosar los bolsillos de algunos dictadores africanos. Pero la cantinela sigue: ¡qué mala y poco acogedora es Europa!

(Facebook, 31 / agosto / 2015)

Un niño sobre la arena

11949275_1045965228769763_6719554294533821923_n

Fotografía del ‘Diario de León’: ciertamente la vemos, pero apenas podemos mirarla.

Forma parte de una mente sana aceptar la realidad, que no sólo es agradable, sino también hosca, violenta y cruel; pero ni con mil años de psicología positiva sería moralmente asumible lo que muestra esta imagen, y la indignación moral y la pesadumbre son también signos de equilibrio mental.

¿Es difícil solucionar el problema de los inmigrantes sirios, iraquíes y afganos llegados en masa a Turquía, Grecia, Macedonia, Hungría, Chequia y Austria? Seguramente; tanto al menos como inexcusable hacerlo. ¿Huyen de guerras y pobreza? Quién no lo haría, si pudiera, en su situación. ¿O es que es preferible una vida sometida al fanatismo diabólico del Estado Islámico? Desde luego que no.

Se necesitan ideas y remedios, y hay políticos que fueron elegidos para proponerlos: no deberían perder más tiempo. Para eso, entre otras cosas, cobran… y ya han muerto demasiadas personas.

(Facebook, 3 / septiembre / 2015)

Familia entre raíles

La portada de ABC con la que nos hemos amanecido este primer viernes de septiembre es impresionante en un sentido literal: nos impresiona no sólo visual sino personalmente el drama de estos refugiados procedentes de Siria, Irak, Afganistán y otros lugares.

Ello se debe a que los refugiados añaden un daño al propio de los inmigrantes: salir de su país no por un mero deseo de prosperidad, sino perseguidos. Y hay que recordar que el derecho de asilo está garantizado por nuestras leyes; es, por lo tanto, una obligación legal y no sólo moral el acogimiento.

abc.750

Portada de ‘ABC’ el 4 de septiembre de 2015.

Pero se siguen sin mencionar los motivos del éxodo, el porqué de la guerra en los países de origen, las persecuciones a los cristianos y otras minorías, el mal absoluto que constituye el Estado Islámico… Nadie querría vivir sometido a tales presiones y lo normal es huir; pero también los judíos huyeron, mientras pudieron, de los nazis y finalmente no bastó con que algunos países muy pocos los acogieran: hubo que combatir a Hitler.

(Facebook, 4 /septiembre / 2015)

La ética, ¿una alternativa a la religión?

La recién desaparecida asignatura de educación para la ciudadanía tenía algunos defectos que no vamos a detallar ahora; baste decir que no creemos que uno de ellos fuera el adoctrinamiento antirreligioso, pero sí la narcotización de las conciencias frente al poder, porque el temario trataba de crear ciudadanos obedientes mucho más que ciudadanos críticos, no digamos ya rebeldes a la opresión política.

Pero el caso es que educación para la ciudadanía no era una asignatura alternativa a ninguna otra. En cambio, la actual asignatura de valores éticos y constitucionales sí lo es, lo que nos provoca algunas consideraciones:

1ª) Que el Estado español, en virtud de los acuerdos de 1979 con la Iglesia católica, esté obligado a garantizar el ‘derecho’ de algunos alumnos a disponer de una asignatura confesional en los planes de estudio (la idiotez de ‘diseño curricular’ y expresiones semejantes la dejamos para otro día), no implica la ‘obligación’ de otros alumnos a ver ocupada la misma franja lectiva con una asignatura alternativa.

2ª) Que no se entiende muy bien esa rara dualidad de términos excluyentes, es decir, por qué ha de privarse a los alumnos católicos de recibir una formación ético–cívica y constitucional, y a los alumnos que cursan ética privárseles de una formación sobre la historia de las religiones (y, de paso, sobre la lucha ilustrada contra la intolerancia de motivación religiosa). Ética y religión no son ámbitos del saber directamente conmutables. El alumno ‘católico’ debería recibir alguna información sobre éticas no evangélicas, y el alumno ‘laico’ debería ser informado sobre la historia del pueblo de Israel, las Cruzadas o lo que significa la expresión ‘la dormición de María’…. porque todo ello forma parte de una cultura que fue primero europea y luego occidental.

3ª) Que, por lo tanto, en Primaria y Secundaria debería impartirse ética y debería impartirse religión (o, más exactamente, una historia del hecho religioso), ambas como asignaturas laicas, evaluables y para todos los alumnos.

4ª) Y que, ya que el Estado español se define en la Constitución como no confesional, lo deseable sería que quedase excluida la intervención de cualquier iglesia o denominación religiosa en el sistema educativo, en todos sus aspectos desde la elaboración de los temarios a la contratación de los profesores, porque lo contrario es perpetuar, como hace la LOMCE, una situación anacrónica: ni la religión debe ser puesta a competir con ninguna ética laica, ni la ética tiene que ser una opción docente alternativa a ninguna fe religiosa.

(Facebook, 21 / marzo / 2015)

11084238_773691689411435_8490418138911363818_n

La LOMCE en el ‘Boletín Oficial del Estado’.